Cosas que decir: Neptuno

Comentarios

  • stella

    on 12 septiembre 2022

    Muy bueno.
    Cómo vuela la imaginación y se mezcla con la realidad, y cómo fluimos» contigo mientras lo leemos.

  • Maria del Carmen Perrier

    on 12 septiembre 2022

    🙂 fluir en todas las formas! Besos ma :))

  • Patilia

    on 14 septiembre 2022

    Que buen post!!! Siempre con las palabras justas y necesarias! 🙂 Así que ahora te pido un tip: cómo darse cuenta que uno está aceptando y no está resignando??? Haces un clic? Hay una señal de algo??

  • Maria del Carmen Perrier

    on 14 septiembre 2022

    Gracias Ceci!!! Por leerme y estar SIEMPRE.

    No soy experta, pero me llegó esto de una lectora que me guardé como oro y te lo comparto:
    «Cuando tienes un problema, puedes luchar contra la realidad juzgando la situación. Puedes luchar contra la realidad pensando: “No debe ser así”, “Debe ser de esta manera”, “No es justo” o “¿Por qué me ha pasado justo a mí?”

    El primer paso es reconocer la realidad, sea cual sea, y dejar de luchar contra ella. De hecho, cuando más sufrimos es cuando no aceptamos lo que sucede, nos resistimos y a raíz de ello experimentamos un profundo dolor.

    Esto no significa que tengamos que resignarnos. La resignación es una opción derrotista, no aporta ninguna solución. En cambio, la aceptación radical nos permite encarar, al menos, dos soluciones al conflicto.De entrada, nos alienta a dejar de invertir energías en luchar contra la realidad y a gestionar las emociones incómodas. 2) Seguidamente, cuando ya no nos resistimos, nos facilita tomar las riendas de la situación y enfocarnos en gestionarla. Es decir, nos permite ser proactivos ante el problema.

    ¿Qué es la aceptación radical y qué no es?
    “Si acepto lo que sucedió, entonces significa que lo apruebo, que de cierta forma estoy bien con lo sucedido”.
    “Si perdono a la persona que me hizo daño, entonces significa que permito el abuso, que no me valoro lo suficiente”.

    “Si acepto la pérdida, significa que no puedo hacer nada para cambiar la situación. Y eso implica que me resigno a ser miserable, que me regodeo en el sufrimiento”.

    Muchas personas piensan que eso significa practicar la aceptación radical. Creen que aceptar es ceder o ser blando.
    Practicar la aceptación radical simplemente significa que estás reconociendo la realidad, que reconoces lo que sucedió o está sucediendo, porque luchar contra ello solo intensificará tu reacción emocional.»

    Ojalá te sirva!!!
    Besote!

Deja tu comentario

Copyright © 2022 MARÍA PERRIER

A %d blogueros les gusta esto: